Inicio        ¿Quienes somos?  ¿Qué ofrecemos?   ¿Cómo hacer una cita?       Ubicación

TUMORES BENIGNOS II (de celulas nevicas, tejido fibroso, adiposo y vascular)

TUMORES DE CELULAS NEVICAS Y MELANOCITOS

1) Nevos congénitos

Son aquellos lunares que están presentes desde el nacimiento. Usualmente son lunares grandes de más de 1.5 cms. de diámetro. Son de colores cafés, azules, negros o grises. Pueden o no tener vello en la superficie. En ocasiones pueden llegar a ser muy grandes.


Hay necesidad de extirparlos ya que muchos estudios demuestran su asociación a melanoma maligno, con una posibilidad de un 6% a lo largo de la vida.

2) Nevos adquiridos

Aparecen en la infancia o adolescencia. Son los lunares comunes. Usualmente son pequeños, de menos de 0.5 cms de diámetro y tienden a ser ovales o circulares, de color café, gris, negro y son bien limitados. Las células de los nevos adquiridos tienden a migrar con el tiempo de la zona de la unión dermo-epidérmica a la dermis, entonces, de acuerdo a la localización de las células névicas en la piel se clasifican en tres grupos:
a) Nevos de unión: Cuando las células están en la unión dermo-epidérmica. Son usualmente lunares planos.
b) Nevos compuestos: Cuando las células se encuentran en la zona de la unión dermo-epidérmica y en la dermis
c) Nevos intradérmicos: Cuando las células se encuentra en la dermis. Estos lunares tienden a ser del color de la piel y son cupuliformes.

3) Nevos displásicos

Son nevos adquiridos que presentan ciertas características que lo asocian a melanoma maligno.

Entre estas características tenemos:
a) Son lunares mayores de 0.6cms
b) No presentan un límite definido
c) Son de forma irregular (una mitad no se parece a la otra mitad)
d) Presentan en el mismo lunar tonos diferentes de colores (café claro, café obscuro, azul, gris, anaranjado)

Tiene dos presentaciones
a) Familiar: En los cuales otros miembros de la familia tienen nevos displásicos y entonces la asociación a melanoma maligno es más alta.
b) Esporádicos: Cuando no hay otros miembros de la familia afectados y la asociación a melanoma maligno, aunque siempre presente, es menor.


TUMORES DE MELANOCITOS EPIDERMICOS

1) Léntigo simple

Es una mancha café circular u oval que puede ser congénita o adquirida y se caracteriza por presentar aumento de melanocitos en la epidermis.

2) Léntigo solar

Aparecen en adultos y ancianos y se localizan en zonas expuestas: cara, antebrazos, cuello y son manchas cafés bien limitadas circulares de .5 a 2 o 3 cms.

3) Lentiginosis

Son síndromes en los cuales uno de sus componentes son los léntigos como por ejemplo el síndrome de Peutz Jeghers en el cual hay pólipos intestinales y léntigos en los labios, mucosa oral y perioral, así como manchas hiperpigmentadas en manos y tronco. El síndrome de Peutz Jeghers también se puede asociar a tumores malignos.
Otras lentiginosis son:
El síndrome de Leopard (Léntigos, cambios electrocardiográficos, afecciones oculares, estenosis pulmonar, genitales anormales, retraso del crecimiento y sordera)
El síndrome de Lamb (léntigos, mixomas cardíacos y cutáneos, nevo azul)

4) Nevo de Becker

El nevo de Becker aparece en la segunda década de la vida durante la adolescencia, se localiza en el tronco o los brazos y esta constituido por una mancha café clara u obscura que puede tener vellos.

TUMORES DE MELANOCITOS DERMICOS

1) Mancha Mongólica

Está presente desde el nacimiento en la región lumbar o glutea. Es una mancha azul o gris de gran tamaño, de siete o más centímetros que se encuentra presente en algunos neonatos. Desaparece en el transcurso de los meses o años siguientes.

2) Nevo de Ota

Presente desde el nacimiento, en el primer año o en la adolescencia. Se localiza en la región oftálmica y maxilar del trigémino. Es de color azul o café oscuro.
En un 66% de los pacientes afecta la esclerótica. Se puede asociar a melanoma intraocular, corioretinitis, glaucoma.

Un nevo similar en la región acromoclavicular se denomina Nevo de Ito.


3) Nevo Azul

Se presenta con mayor frecuencia en las mujeres y son nevos adquiridos (no están presentes desde el nacimiento). Usualmente son pequeños, menos de un centímetro de tamaño y son de color azul obscuro. Se localizan preferente en las extremidades.

TUMORES DE TEJIDO FIBROSO

1) Dermatofibroma

Se localizan en los miembros inferiores, especialmente en las piernas, pueden aparecer en los brazos. Son neoformaciones de 0.5 a 1.0 cms de diámetro, usualmente hiperpigmentadas y de bordes netos. Al tacto da la impresión estar tocando un "botón" que se encuentra por debajo de la piel. Son más frecuentes en las mujeres.

2) Acrocordones

Se localizan en el cuello, axila, ingle. Son neoformaciones pequeñas, pediculadas la mayoría, aunque algunos de múltiples, la mayoría hiperpigmentadas, café obscuro. Se conocen como "cabezas de venas".
Cuando estas lesiones son mayores y siempre pediculadas se conocen como fibromas péndulos.

3) Cicatrices

Es la restitución de la piel por tejido fibroso. Si la cicatriz crece más allá de los límites de la herida se llama cicatriz queloide.

Los queloides son mas frecuentes en la cara externa de los brazos y el tronco superior (region toracica y espalda).

El tratamiento de los queloides nunca debe considerarse extirparlos quirurgicamente, ya que recurren mas grandes. Se puede inyectar esteroides intralesionales de deposito como la triamcinolona o la betamentasona. Un buen tratamiento es la criocirugia con nitrogeno liquido, dando dos ciclos de un minuto.

4) Quiste mucoso oral (mucocele)

5) Quiste mucoso digital (quiste mixoide)
La topografia es el reborde proximal de las uñas de las manos. Pueden llegar a afectar la matriz ungueal y deformar la uña creando un zurco longitudinal en la lámina ungueal. El tratamiento es la extirpación quirúrgica, tambien se puede infiltrar esteroides intralesionales.

TUMORES DE TEJIDO ADIPOSO

1) Nevo lipomatosos

Están presentes desde la infancia.
Se localizan en glúteos o extremidades inferiores. Son neoformaciones del color de la piel cupuliformes, blandas, multilobuladas, pueden ser pequeñas de 1 o 2 cms o tomar parte de la extremidad. Están compuestos por múltiples lóbulos de células grasa madura.

2) Lipoma

Se pueden localizar en cualquier parte de la piel. Son neoformaciones hemisféricas del color de la piel, de consistencia, elásticas y no están adheridas. Miden de 1 centímetro a 10 0 15 centímetros de diámetro. Aparecen en la edad adulta. No producen dolor, excepto si comprimen un nervio o alguna otra estructura.
La lipomatosos múltiple con dolor se denomina enfermedad de Dercum.

TUMORES DE TEJIDO VASCULAR

1) Hemangioma en fresa o Hemangioma capilar

Están constituidos por capilares inmaduros. Este es el tipo de hemangioma más frecuente.
Aparece desde el nacimiento o en las primeras semanas de vida, aumenta de tamaño en el primer año de vida y luego empieza a involucionar.
Son neoformaciones multilobulares, rojas, que van aumentando de tamaño, al involucionar pueden ulcerarse y sangrar, esto preocupa a los padres. Al seguir involucionando y disminuyendo de tamaño, van dejando una piel hipocrómica y con atrofia.
Este tipo de hemangiomas no necesita tratamiento, al menos que en su fase de crecimiento comprometa el ojo algún otra estructura importante. Se puede tratar con esteroides intralesionales o criocirugía.

Los Hemangiomas capilares grandes pueden tener secuestro de plaquetas y consumo de factores de coagulación esto se conoce como el síndrome de Kasabach-Merritt.

2) Nevo en Llama o Nevo en vino de Oporto o Nevus Flammeus.

Está presente desde el nacimiento. Son neoformaciones, que pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo, afectan con bastante frecuencia la cara. Son lesiones planas, que con el tiempo en algunas zonas pueden elevarse sobre la superficie de la piel. Son de color rojo, ocre, violáceas. En ocasiones producen hipertrofia de los labios, especialmente del labio inferior.

El nevo en llama se ha asociado a dos síndromes:
El síndrome de Sturge Weber en el cual hay un nevo en llama en la cara que se asocia a hemangiomatosis meningea que puede presentar convulsiones, hemiparesia u otras manifestaciones neurológicas.

El síndrome de Klippel-Trenaunay, es más frecuente en varones. Hay un nevo en llama en alguna extremidad y este miembro se encuentra hipertrofiado. Puede haber hipertrofia ósea o de tejidos blandos. En ocasiones se asocia a fístulas arteriovenosas, flebectasias.

Síndrome de Klippel-Trenaunay

3) Parche Salmón

Es un hemangioma que está presente al nacer. Se encuentra en la región cervical posterior o en la zona interciliar (entre las cejas). Es una mancha eritematosa rosada o roja. Se hace menos visible hasta desaparecer casi completamente en la infancia. Puede volverse evidente al haber vasodilatación facial, como cuando el paciente se enoja.

4) Hemangioma Cavernoso.

Están presentes desde el nacimiento o aparecen en el primer año. Pueden afectar cualquier parte de la piel y son neoformaciones rojas o azuladas, que se blanquean con la presión. Se encuentran en la dermis profunda o en el tejido celular subcutáneo.

Síndrome de Maffucci: Está constituido por múltiples hemangiomas cavernosos que aparecen desde el nacimiento o en la infancia y que están asociados a discondroplasia progresiva y osteocondromas que llevan a deformidades óseas y fracturas.

5) Granuloma piógeno

Se ve con mayor frecuencia en jóvenes. Puede afectar cualquier parte de la piel incluso el cuero cabelludo. Es una neoformación de aspecto nodular, hemisférica, roja o violácea que crece con rapidez y sangra al menor traumatismo, en ocasiones puede sangrar espontáneamente.

6) Linfangiomas (linfangioma circunscripto)

La mayoría está presente desde el nacimiento. Son neoformaciones multilobuladas de diferente tamaño compuestas por múltiples lobulillos brillantes de aspecto cristalino. En ocasiones se pueden ver vesículas de contenido sanguinolento.

7) Tumor Glómico

Aparecen con mayor frecuencia en la edad adulta. Son neoformaciones localizados en el extremo distal de los dedos en la zona del reborde proximal. Tiene aspecto nodular, usualmente son menores de 1cm., son de color violáceo u ocre. Pueden ser dolorosos.





 



 


Regresar al Indice por Capitulos