Siguenos en Facebook
 

Toxina Botulínica - Nombres comerciales: Juvenlife, Botox, Dysport, Xeomin

Este artículo se refiere exclusivamente al uso cosmético y en la cara de la Toxina Botulínica. 

VER FOTOGRAFIAS DE ANTES Y DESPUES


Parte de la siguiente infomación se ha copiado de un folleto de laboratorios Allergan.

Las líneas de expresión son causadas por contracciones de los músculos faciales.
Estos músculos poseen una tensión natural constante que, con expresiones usuales como enojo, risa, emoción, preocupación, marcan permanentemente la piel de la cara en las zonas de la frente y en las zonas periféricas de los ojos y de la boca.
A estas marcas se les conoce como líneas faciales hiperquinéticas, las que, con el paso del tiempo, se hacen cada vez más marcadas y profundas.

La Toxina Botulínica es un tratamiento revolucionario el cual relaja los músculos faciales, logrando que las líneas faciales hiperquinéticas desaparezcan.


¿Cómo es el mecanismo de acción de la Toxina Botulínica?

La Toxina Botulínica es un potente inhibidor neuromuscular local, exitosamente empleado en el tratamiento de los desórdenes del movimiento y/o contracciones involuntarias de los músculos.
La utilización de pequeñas dosis de
la Toxina Botulínica sobre un músculo facial, inhibe la liberación del impulso nervioso, permitiendo, en consecuencia, su relajación.
De esta manera, se logra un efecto de acción prolongada y absolutamente reversible, sin los riesgos de la cirugía o de las sustancias de relleno.


¿Cómo es el tratamiento con la Toxina Botulínica?

Este es un tratamiento simple y seguro,  que no requiere sedación ni anestesia local.
Sólo se administra con una aguja muy fina, una cantidad muy pequeña y localizada en los distintos sitios a tratar,
la Toxina Botulínica relaja los músculos de modo tal, que no se contraigan.
La piel de esta zona permanece lisa y sin arrugas, mientras que los músculos faciales que no fueron tratados, se contraen con normalidad , sin afectar las expresiones de la cara y permitiendo la reintegración a las actividades cotidianas en forma inmediata.  El efecto de la toxina botulínica se empieza mostrar en los primeros 3 días después de su aplicación, alcanzando su máximo efecto a los 10 o 12 días.


¿Es seguro?

Es importante comprender que el tratamiento con
la Toxina Botulínica es un método no quirúrgico, que no bloquea la actividad muscular, es de acción local y, ni el nervio ni el músculo se ven afectados.
La Toxina Botulínica ha sido aprobado por la U.S. Food and Drug Administration (FDA) desde 1989 y reconocido internacionalmente por la American academy of Ophthalmology y el National Institute of Health. En México por la Secretaría de Salud desde 1993.


¿Se utiliza la Toxina Botulínica para tratar otros síntomas?

Más de 10 años de experiencia clínica en el tratamiento de los desórdenes del movimiento o contracciones involuntarias de los músculos, avalan los beneficios de la terapia con
la Toxina Botulínica. Este ha demostrado ser seguro y efectivo en más del 90% de los casos tratados.


¿Existen limitaciones?

Este tratamiento actúa sobre las líneas de la expresión (enojo, risa, emoción, preocupación) y no sobre las causadas por el sol, o la gravedad ya que éstas no están relacionadas con las contracciones de los músculos faciales.


¿Cuál es el resultado?

La Toxina Botulínica es un tratamiento transitorio, por lo cual, requiere aplicaciones cada 4 a 6 meses. Los estudios indican que la duración de los beneficios aumenta con el tiempo, de forma tal que en el futuro se requerirán aplicaciones de manera más espaciadas. Además, la duración del efecto varía de acuerdo a cada paciente y puede ser menos prolongada en los mayores de 65 años.

¿Cuál es el costo?

50 Unidades de la Toxina Botulínica puede alcanzar para el tratamiento de las arrugas de la frente, de los ojos (patitas de gallo) y del entrecejo. El costo varía de un médico a otro, en mi clínica los honorarios son aproximadamente US$ 350.00 dolares para tratar todas las zonas en un solo paciente.

Contrainidicaciones de la Toxina Botulínica.  (Quienes no pueden aplicarse toxina botulínica)

Pacientes que padezcan de las siguientes enfermedades o condiciones: 

Hipersensibilidad conocida a la Toxina Botulínica

Miastenia Gravis

Desordenes del sistema nervioso periférico

Distrofia muscular

Vision borrosa o Vision doble

Caida (ptosis) del párpado superior

Insuficiencia respiratoria

Dificultad en el habla

Pacientes que esten pasando por alguna enfermedad febril

Distonia cervical

Pacientes tomado relajantes musculares o anticolinérgicos (antiespasmódicos)

Embarazo y lactancia

Pacientes con anticoagulantes o aspirina

Pacientes con alergia a albumina (huevo).

Efectos secundarios de la Toxina Botulínica,  ( efectos indeseables de la toxina botulínica, complicaciones de la toxina botulínica)

Son realmente infrecuentes las complicaciones de
la Toxina Botulínica, sin embargo por motivos de orden aquí las vamos a enumerar por su frecuencia: 

1. Equimosis (moretes o moretones).  Casi siempre se dan cuando la aguja con que se inyecta la Toxina Botulínica toca un pequeño vasito capilar.  Se hace un morete que dura unos 8 ó 10 días y que se elimina completamente.  Esta complicación en nuestro centro se da en un 15% de nuestros pacientes. 

2. Poca duración.  Definimos  poca duración cuando  la Toxina Botulínica dura menos de tres meses.  La Toxina Botulínica dura en promedio de tres a seis meses, pero esto puede variar bastante aún con el mismo paciente.  Hay pacientes que el efecto de la Toxina Botulínica siempre les dura  poco tiempo, unos  2 meses.  Hay pacientes en que  la Toxina Botulínica dura lo normal pero excepcionalmente en alguna aplicación pude durar solo 2 meses.  Esta complicación se da en menos del 10% de nuestros pacientes. 

3. Caida de las cejas y del párpado.   Esta es un efecto indeseable que se da en uno de cada treinta pacientes, la mayoría de las veces es solo perceptible por el paciente y no así por terceras personas.  El paciente siente pesadez en los párpados y en las mujeres lo notan al maquillarse los párpados porque tienen que levantar con el dedo las cejas. Este efecto indeseable desaparece la mayoría de veces en tres semanas y se presenta en menos del 6% de los pacientes. 

4. Asimetría.  A veces una ceja puede quedar más alta que la otra o unas patitas de gallo más pronunciadas que las otras.  Estó se arregla inyectando un poco de toxina botulínica donde más se necesita. 

5. Dolores de cabeza o de cuello posterior a la inyección.   Es sumamente raro este efecto secundario. 

6. Inflamación de párpados.  Es sumamente raro este efecto y puede persistir por 2 meses. 

7. Problemas para hablar, tragar o respirar.  Es sumamente raro estos efectos.  Sí estos efectos se presentan hay que consultar al médico. 



Siguenos en Facebook

 

 Regresar al Indice de Cosmética