EL CUIDADO DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO





La piel es el órgano más grande del cuerpo, no solo nos sirve de protección contra el medio ambiente si no que además puede reflejar el estado de ánimo, de salud, de bienestar de una persona.

Durante el embarazo, hay cambios fisiológicos en la piel, algunos de los cuales pueden dejar marcas permanentes si no se tratan adecuadamente. Durante este período hay que darle a la piel cuidados necesarios.

Dentro de los cambios que hay en la piel durante el embarazo están los siguientes:
a) Aumento de la pigmentación: cloasma (manchas faciales), pigmentación de la línea alba, pigmentación de aréolas mamarias, etc.
b) Estrías.
c) Telangiectasias (venitas y vasos capilares) en las piernas.
d) fibromas péndulos.
e) Acné.
f) Caída del cabello.

Todos estas lesiones tienen tratamiento preventivo o curativo y la mayoría pueden desaparecer o disminuir con la atención adecuada.