Furúnculos


¿Qué causa la furunculosis?

Los furúnculos son tumefacciones cutáneas dolorosas, causadas por una infección profunda por una bacteria llamada estafilococo.
Al principio, los furúnculos son tumefacciones muy dolorosas, rojas. Más tarde, por la infección se produce pus, el cual puede drenarse a través de la piel. Por lo general se desconoce la fuente de infección de la bacteria estafilocócica. La mayoría de los furúnculos aparecen en forma repentina. En ocasiones, éstos se desarrollan después de estar en contacto con alguna otra persona que los padece o tiene infección cutanea.
Algunas personas padecen de furúnculos recurrentes. Cuando esto sucede, es habitual que se ordenen examenes en orina y sangre para verificar la presencia de cualquier enfermedad subyacente como la diabetes.

Tratamieto

La peniciliana y otros antibióticos administrados por vía oral suelen curar la furúnculosis en forma rápida en las primeras etapas de su formación. Si se ha formado pus, puede ser necesaria una pequeña incision quirúrgica para abrir el furúnculo y drenarlo. El movimiento empeora una infección en la piel. Usted puede ayudar a que el forúnculo sane al "reposarlo", esto es, moviéndo esa región de su piel lo menos posible.

Si hay salida de pus, la aplicación de una delgada capa de pomada antibiotica (Fucidin o Bactroban) y un vendaje con gaza esteril sobre el forúnculo ayudará a que los gérmenes no se diseminen.

Si sus furúnculos no mejoran después del tratamiento, por favor regrese, ya que puede ser necesario prescribir un antibiótico diferente o practicar una cirugía menor.